Materiales

Silicio

El silicio es el 2° elemento más abundante de la corteza terrestre, con un suministro virtualmente interminable y es el material principal que conforma las células de los paneles solares.

 

Nuestros proveedores obtienen un polisilicio de alta pureza desde un porcentaje importante de su materia prima. Además de utilizar este polisilicio de alta pureza obtenido directamente de fabricantes de silicio, se aprovecha el silicio que es desperdiciado por otros fabricantes solares y electrónicos. Realizamos pruebas a la materia prima de silicio reciclable y la clasificamos en función de sus propiedades técnicas. Esta materia prima reciclable de silicio pasa después por un proceso de esmerilado mecánico y limpieza química antes de mezclarla. La capacidad de mezclar materiales en la correcta proporción es imprescindible para la producción de lingotes de silicio de alta calidad.

Lingote

Para producir lingotes de silicio policristalinos, la materia prima de este material se funde primero en un crisol de cuarzo en un horno con sistema de solidificación direccional. Posteriormente, se sumerge un germen cristalino en el material fundido para determinar la orientación del cristal. El germen se gira y se extrae lentamente del material fundido, que se solidifica en el germen para formar un solo cristal. Los bloques de lingotes resultantes están formados por múltiples cristales más pequeños, a diferencia del único cristal de los lingotes monocristalinos.

Oblea

Para que el corte de las obleas sea eficaz, es necesario vigilar cuidadosamente numerosos factores, como la velocidad de la máquina, la tensión del hilo, la composición del líquido y el nivel de temperatura.

 

Mediante técnicas de corte de alta precisión, los lingotes cuadrados se cortan finamente en obleas con sierras que utilizan hilos de acero y energía de carbono de silicio. Para producir las obleas policristalinas, lo primero que se hace es cortar los lingotes multicristalinos en tamaños predeterminados. Tras un proceso de prueba, los lingotes policristalinos se recortan y las partes utilizables de éstos se cortan finamente en obleas con sierras, utilizando las mismas técnicas de corte de alta precisión que las empleadas para cortar las obleas monocristalinas. Tras insertarlas en marcos, las obleas pasan por un proceso de limpieza para eliminar los restos de los procesos previos y después, se secan. Se inspeccionan las obleas para comprobar que no contienen contaminantes, se envasan y se transfieren a las plantas de producción de células solares.

Célula

Para fabricar las células solares, se utiliza como sustrato básico una oblea de silicio cristalino. Tras limpiar y texturizar la superficie, se forma un emisor mediante un proceso de difusión. Posteriormente, los lados anterior y posterior de la oblea se aíslan mediante una técnica de grabado químico por plasma, que elimina el óxido formado durante el proceso de difusión formando así un campo eléctrico. Después, aplicamos un revestimiento antirreflectante a la superficie de la célula utilizando vapores químicos mejorados con plasma para perfeccionar la absorción de la luz solar. Los lados anterior y posterior de la célula son serigrafiados con tinta metálica y después, la célula pasa por un tratamiento al fuego para conseguir que conserve sus propiedades mecánicas y eléctricas. Se realizan pruebas de cada célula y se clasificarán según sus parámetros.

Módulo

El montaje de módulos requiere la conexión eléctrica de hileras de células, laminar las hileras en un material de polímero duradero y claro con propiedades especiales llamado EVA y proteger las células de tensiones físicas introduciendo las láminas en un marco de aluminio con un cristal frontal y, habitualmente, un material de refuerzo trasero llamado TPT, que es una combinación de tedlar y poliéster. Una caja de conexiones y un conjunto de cables de conexión en la parte posterior del módulo permiten conectar fácilmente un módulo con otro en el lugar de la instalación.

Sistema

La instalación de sistemas cubre una gama de aplicaciones fotovoltaicas muy amplia: desde FV para los servicios públicos a tejados comerciales y residenciales, pasando por las construcciones BIPV (con material fotovoltaico integrado), sin olvidar los sistemas industriales y residenciales independientes de la red de transporte de las zonas rurales. Cada categoría presenta sus propios retos únicos para implantar los módulos solares fotovoltaicos de forma rentable.

 

Skype-Call Skype-Add Skype-Chat Skype-Profile Skype-Voice  Skype-File